miércoles, 11 de marzo de 2015

MIRADAS... Este jueves, relato.




Ahí estaba como cada día, derritiéndome con su aliento en mi nuca, sin atreverme a girar la cabeza para no encontrarme con la mirada de aquel extraño.
Ya sabía de su perfume, de su respiración pausada, del vacío que dejaba  en mí, cuando bajaba en su estación.
Ahora quisiera saber el color de sus pensamientos, el tacto de sus silencios, las siglas de su piel, los mapas de sus manos, el roce de sus pasos, el sabor de su sonrisa, el tamaño de sus sueños…
-Guiada por su perro baja al andén, camina segura dentro de su oscuridad, el corazón se le asoma a los ojos para ver la vida. 
El tren de las nueve y cuarto atraviesa la rutina-

19 comentarios:

Tracy dijo...

¡¡¡Era ciegaaaaa!!!
Me has sorprendido.

Isa Iss dijo...

Muy bien escrito. Me encanto
Los ciegos no necesitan ojos para vernos.
Un beso
Isa

http://cabalgandoporlamusica.blogspot.fr/

Montserrat Sala dijo...

Que bonito que te ha salido. Una descripción fantástica dentro de un escenario perfecto. Tu última frase: El tren de las nueve y cuarto atravisa su rutina. Genial!!!

Susurros de Tinta dijo...

Ya sabes que soy una incondicional de tus letras, aissss de esas metáforas imposibles y tan hermosas que se queda una releyendo una y otra vez como se paladea un buen café, precioso, la mirada del corazón para ver la vida cuando los ojos no pueden, que idea tan bonita, miles de besossssssssssssss

Susurros de Tinta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Sindel dijo...

Impresionante relato! Percibir una situación más allá de la mirada, sentirla y vivirla con el alma, con el aire que le respira cerca. Para qué más!
Un beso enorme.

Leonor dijo...

Rosa, qué bien escribes! Es precioso.

El final es impresionante.

Un beso.

Fabián Madrid dijo...

Me encanta el tercer párrafo.
Un beso.

José Vte. dijo...

Ella miraba con el corazón, y sentía con la piel.
Tus letras siempre sorprenden y son una maravilla Rosa. ¡Admirable!

Un abrazo

Yessy kan dijo...

Con los ojos del alma, y el olor que la invadió se enamoro. Es sin duda un texto muy precioso, Rosa. :)
Besos

Ame dijo...

Con los ojos del alma, bellísimo
Un beso

el oso dijo...

¡Belleza de relato! En pocas líneas suspenso, erotismo y sorpresa. Muy bueno.
Besos

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Cuando falta uno, se agudizan todos los demás sentidos. Muy buen relato
=)

G a b y* dijo...

La manera en que describes la escena, el momento, la situación... nos posiciona de manera casi sorpresiva, ante esos ojos que ven de un modo distinto, porque la auxilian todos los demás sentidos.
Magnífico relato Rosa!
Besos!
Gaby*

San dijo...

Ese aliento se siente hasta aquí, precioso Rosa, de principio a fin.
Besos.

Alfredo dijo...

Miradas de ver desde la oscuridad.
Bello y estimulante.
Besos

Matices dijo...

Sentir es algo que no va reñido con la vista pero que puede dar visiones mucho más estimulantes...
Un beso, gracias por participar amiga

Pepe dijo...

Todos los sentidos agudizados al máximo para paliar la falta de visión.
Ver con el corazón es una hermosa forma de ver y atesorar sensaciones.
Un fuerte abrazo.

Mar dijo...

¡No me esperaba el final!¡Genial! Por eso esa manera tan especial de querer saber más sobre el otro. Un abrazo