jueves, 26 de diciembre de 2013

Último jueves del año... Cuento de Navidad



Se queman los troncos de olivo, se abrazan aceptando lo inevitable,
se desvanecen sus corazones de madera escribiendo con humo los últimos  versos. 
Lleno mi copa una vez más y te recuerdo una vez menos.
Se desnuda el año entre campanas y luces de colores, se rompen las serpentinas que atan los sueños y los peces del invierno se ahogan en el brindis…
¿Y mañana qué?
Un empacho de buenos propósitos, una noche sin dormir, la resaca de lo previsible, el champán barato, el olvido caro, y en un descuido de la cordura  dejarse querer por el extraño que ocupa el otro lado de la cama.
Apago la luz o cierro los ojos, la jaula de las fieras abierta, (así llamo yo a los recuerdos) viaje iniciatico  desde la mecedora a las cenizas  mientras en la calle suenan los últimos villancicos. 
Los niños escriben  en la escarcha de los cristales, los años escriben en mi sien con una plata indeleble, historias de Navidad con sabor a matalahúga, a canela, a ajonjolí, a aguardiente  seco para matar añoranzas, a chocolate  y dulces de miel…
¿Feliz el año nuevo? 

El olor de la alhucema debe ser alucinógeno porque veo el futuro y me veo feliz. 

15 comentarios:

LAO Paunero dijo...

es muy bueno que veas un futuro feliz Rosa.... Muy lindo relato!

Tracy dijo...

Precioso relato y lleno de
esperanza .
Me ha gustado muchísimo, hay imágenes que son bellísimas.

casss dijo...

Pues después de enlazar esta palabras y pintar imágenes tan bellas, te mereces verte y ser felíz.
Yo te lo deseo.
Besos!!!

Juan L. Trujillo dijo...

Hay mucha poesía y muy buena, además, en es escrito.Te mereces la felicidad.
Un abrazo y un feliz 2014.

Susurros de Tinta dijo...

Y si te digo que el corazón me late en la garganta, tengo de punta todos los pelillos del cogote y contengo el mar al filo de mis pestañas a duras penas me creerás?, si, se que si porque las sirenas no mentimos, aissss, mi querida amiga, como echaba de menos esto de leerte y dejarme mecer por tus giros y soñar con tus metáforas, a mi la navidad me sabe a también a los dulces de mi abuela, eso si, yo al extraño hace mucho que lo eché de mi cama... felices fiestas mi niña querida, miles de besossssss

Maria Jose Moreno dijo...

Un futuro feliz, lo firmo ahora mismo. Me encantó esa manera de ver la navidad y por cierto, matalhuga es como matalauva? o siempre lo he dicho mal. UN beso

rosa_desastre dijo...

No, no lo has dicho mal Mª José, se puede decir de las dos maneras. Es una palabra que proviene del árabe y significa algo así "grano dulce"
Un besote

Neogéminis dijo...

Me alegra saber que al final de la noche -no creo que haya sido alucinógeno!- te hayas visto feliz.
Un texto bellamente escrito, como siempre.
Un fuerte abrazo.

Teresa Oteo dijo...

Un precioso cuento de Navidad, pura poesía, como siempre, yo también te veo feliz!
Muchos besos y mucha felicidad para el próximo año!!

G a b y* dijo...

Una vez más nos deleitas con un ambiente y unas emociones tan bien expresadas... se sienta maravillosamente leerte.
Besos, y que ese futuro feliz que ves, se concrete. Muchas felicidades para ti Rosa!
Gaby*

Pepe dijo...

Pues me pasa como a mi paisana, siempre creí que era matalauva que siempre he escuchado en Córdoba. Me gusta esa puerta a la esperanza que se transluce en los últimos párrafos de tu genial relato.
Un abrazo, Rosa.

Montserrat Sala dijo...

Un relato que es pura poesia. una oda a la vida y ala vejez. Muy bién hallada. Te felicito amiga.
Te deseo muy buenos posts para el 2014.
Saludos entrañables y sinceros.

Juan Carlos dijo...

Que tenga razón la alhucema, amiga. Mucha felicidad.

Charo dijo...

Un bonito mensaje de esperanza maravillosamente escrito! Ójala tu visión se cumpla
Un beso

Alfredo dijo...

Una cara ácida de la Navidad que no has podido evitar disfrazar de una personal poesía.
Está todo en esta Navidad, hasta el sueño de unas palabras que juegan a iluminar.
Besos